jueves, septiembre 7, 2017

El negocio del banano crece en el mundo

El cultivo de banano en Ecuador, evoluciona a pasos agigantados en los últimos años. Es más, desde hace 70 años es uno de los primeros rubros de exportaciones del sector privado de la economía del país. El punto de inflexión del sector bananero se registra en 1947 cuando apuntó por primera vez una exportación de 1,7 millones de dólares, superando a los 551 mil dólares que comercializó en 1946, según las estadísticas del Banco Central del Ecuador. Aunque seguía considerado como el cuarto producto de exportación luego del petróleo, cacao y café.


El negocio del banano crece en el mundo

Para 1955 los datos dan un giro, la fruta volvió́ a superar otro record con las ventas para ubicarse en 36,7 millones de dólares y por primera vez superar a los tradicionales exportadores de cacao (18,7 millones) y café́ (23 millones). Y desde ese momento el banano se convirtió́ en uno de los pilares de la economía, como generador de divisas, empleo y contribución a la economía.

Pero la tendencia por producir bananos no solo fue de Ecuador sino de varios países latinoamericanos que vieron un gran mercado en el cultivo de frutas, su demanda crecía exponencialmente. En la lista está Colombia, Costa Rica, Guatemala, República Dominicana, Panamá́, entre otros.

En la actualidad la demanda de frutas y frutos comestibles en el mundo no deja de crecer. Los mercados internacionales siguen en disputas por cada día ganar más espacio en las preferencias de los consumidores. En la lista de los productos que más se demandan en el mundo están el banano, almendras, naranjas, mandarinas y el aguacate.

Según los registros del Centro del Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en ingles), en el 2016 se exportaron en frutas 108.659 millones de dólares, un crecimiento del 4,16% con respecto al 2015. Esta categoría corresponde al código del sistema arancelario armonizado de 2 dígitos que es 08 donde se registran todas las frutas, y la que domina el mercado es el banano y plátanos frescos o secos con la serie 0803.

“La pelea por vender más en los mercados internacionales no para. Cada día entran más actores al tablero bananero.”

Es el banano quien también abre camino para endulzar los paladares de los consumidores europeos, rusos y latinoamericanos. En el 2016 la venta de la fruta se ubicó́ en 9.952,8 millones de dólares, un incremento del 9,55% en comparación con el año anterior. Además se convirtió́ en una de las cifras más altas de la historia. Y los países que más se pelean el mercado bananero son Ecuador, que sigue de líder aunque redujo sus ventas en el 2016, en el 2,7%, ya que afectó a muchas plantaciones la presencia del fenómeno El Niño; pero espera recuperarse en el 2017. La afectación también la sufrió́ la región por lo que causará una reducción de la oferta a nivel latinoamericano, que ya se vio reflejado en los meses pasados cuando se incrementaron los precios de la caja que se comercializa a nivel mundial.

El productor bananero Arturo Carrión, comentó que la caja se comercializaba hasta en 10 dólares las primeras semanas de julio pero luego cayó a dos dólares. “Los que aprovecharon esa cotización fueron los que no tenían o no respetaron el precio oficial de la caja de banano”.

Si se revisan las exportaciones entre enero a mayo del 2017, se ve una recuperación fuerte de las ventas bananeras. El reporte del Banco Central del Ecuador (BCE), señala que se exportaron 1.392 millones de dólares, un alza del 16,3% más que el mismo periodo del 2016. Y si se compara también con las cifras de la

Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), se puede demostrar que se comercializaron 144,4 millones de cajas en los cinco primeros meses del 2017, lo que permite realizar una proyección de alcanzar más de 310 millones de caja en todo el año.

Según las estimaciones del Ministerio de Comercio Exterior, el 90 % de las exportaciones de banano se con- centró en 10 socios principales como la Unión Europea (UE), Rusia, Estados Unidos, Argentina, Turquía, China, Irán, Arabia Saudita, Japón y Ucrania.

Además, los reportes de Proecuador, sostienen que la ventaja competitiva que tiene Ecuador como proveedor mundial es que tiene un nivel de producción más alto que sus competidores en la época de mayor demanda (enero, febrero, marzo). “El Estado ecuatoriano tiene regulaciones y permanentes controles para el respeto de las leyes laborales de los productores, del sector, así́ como la legislación ambiental. Adicional, promueve en las empresas exportadoras el respeto de las 4 éticas empresariales: Ética con los Trabajadores, Ética con la Comunidad, Ética con el Estado y Ética con el Medio Ambiente”, señala el reporte.

Los cultivos de bananos se distribuyen en las provincias de Manabí, Los Ríos, Guayas, El Oro, y Esmeraldas. En el año 2015 la producción de cajas de banano por hectárea se incrementó́ en 5% en comparación al año anterior. Con este mejoramiento de la producción, los bananeros se recuperaron con más ingresos, lo que permitió́ financiar las mejoras en infraestructura, fertilización y reducir el impacto de la sigatoka negra y demás plagas. Otros aprovecharon el buen momento para alquilar sus plantaciones ya que los precios de la fruta estaban altos y buenos niveles de productividad. Carrión fue uno de ellos. Sostuvo que alquilo sus 4 hectáreas a un tercero ya que no podía seguir con más inversiones. “Este negocio es de altas y bajas, hay que tener ahorros para seguir creciendo, por eso prefiero ingresos estables”.

El sector bananero genera entre 2 a 2,5 millones de empleo tanto directo como indirecto, siendo un promedio de empleo directo de 0.8 hombres por hectárea de banano. El Ministerio de Agricultura y Ganadería, registra 162,039 hectáreas de banano, de los cuales el 12% pertenece a banano orgánico y el 88% es de banano convencional.

Países competidores y reparto del pastel

Captura de pantalla 2017-09-06 a las 1.59.47 p.m. Los principales competidores del país son Costa Rica, Colombia, Guatemala y República Dominicana. A esa lista también hay que sumar a los nuevos actores en el negocio, que entran a paso lento pero con mucho potencial, en el mediano plazo. Ahí́ tenemos a Perú́, Brasil e India, que poco a poco ganan espacio en los supermercados internacionales. Si bien Brasil e India son los más grandes productores de la fruta en el mundo, pero todo se consume en sus mercados, y ahora empiezan a vender en el exterior por lo que se complica el negocio con más participantes que quieren probar el pastel.

Pero esa competencia no solo es dentro de los países productores, sino también en los jugadores empresariales que a nivel mundial mueven sus piezas para no perder mercados ya que otros emprendedores empiezan a desplazarlos del tablero mundial. La primera alerta del negocio bananero fue en el 2013 cuando un informe de la FAO reveló el desplazamiento del negocio de las tres poderosas empresas transnacionales. Se trata de Chiquita, Dole y Del Monte, las mismas que en la década de los 80 controlaban el 65,3% de las exportaciones mundiales. Pero ya en el 2013, la cuota de mercado de las cinco empresas multinacionales solo concentraba el 44,4%. En el 2002 dominaban el negocio con el 70%, señala el informe de la FAO. “Hay nuevas oportunidades, ya que el mercado ya no está́ dominado por grandes actores, y además están apareciendo nuevos compradores”, añade el documento.

Eso obligó a que muchas empresas nacionales y transnacionales busquen alianzas con proveedores, supermercados o diversifiquen su portafolio de negocios. Uno de los casos fue la alianza de la prestigiosa Chiquita que dominaba el mercado estadounidense y la firma irlandesa Fyffes, uno de los más grandes proveedores de fruta en el mercado europeo.

La nueva razón comercial será́ Chiquita Fyffes, que proyecta vender más de 160 millones de cajas al año, con lo que controlará gran parte del mercado de la fruta en el mundo. El mercado mundial del banano estaba dominado por cuatro firmas: Chiquita, Fresh Del Monte, Dole Food Company y Fyffes.

Los expertos bananeros, esperan que estos cambios en el mercado mundial sea una gran oportunidad para los pequeños, medianos y grandes productores, ya que ahora ellos son los que tienen una concentración en las propiedades de las plantaciones.

Es así́, que las empresas exportadoras ahora se enfocan también en la logística posproducción, transporte, instalaciones para madurar la fruta y en la comercialización. En cambio por el lado de los supermercados, estos se fortalecen en el mercado minorista de los principales consumidores. Existen casos en que las compras son directas a los productores que ahora también se convierten en exportadores.

Esa tendencia también se repite en Ecuador, donde las exportadoras tienen sus instalaciones portuarias y buscan más aliados para comercializar su fruta. Dole y Reybanpac, lideran las ventas en este mercado donde existen registradas más de 300 exportadoras. Solo entre enero y mayo del 2017 se vendieron 144 millones de cajas de las cuales el 70 % de esas ventas se concentraron en 29 exportadoras y el resto en un centenar de firmas. Eso implica que no hay una concentración de ventas en pocas empresas, pues la que lideró las ventas en los cinco primero meses del 2017 solo concentró el 9%. Mientras que en Colombia y Costa Rica el número de exportadoras no superan ni la docena.

Fuente: http://www.revistaelagro.com/el-negocio-del-banano-crece-en-el-mundo/

 

 

Copyright © Bayer CropScience